Seleccionar página

Cierto es que ya hablé de planificación en el último post, pero es que yo no sé vosotros, pero para mi septiembre es un mes de organización pura y dura.

Si no lo leíste puedes verlo aquí:

La vuelta a la rutina hace patente la cantidad de cosas que tienes pendientes y la necesidad de organizarlas para no morir en el intento.

Llevo prácticamente todo el mes dándole vueltas a qué herramientas usar para ser lo más eficiente posible. Leyendo libros de productividad y comprándome corchos para pegar en la pared del despacho, porque yo no sé vosotros, pero por muy digital que sea siempre termino necesitando alguna notita en papel porque me resulta más llamativo a los ojos.

Cuanto más tienes que organizar, más necesario es tener alguna lista en papel, aunque solo sea para que no se te olvide ir a comprar.

Hoy no me voy a extender, ni me voy a poner a hablar de herramientas.

Simplemente, he estado creando unas plantillas para poder organizarme mejor, y os las voy a compartir por si os son útiles.

  • Un calendario del año (sin nombres para que sirva siempre)
  • Un calendario mensual
  • Una lista de tareas semanales
  • Una lista de tareas diarias, ese “todo” que revisas cada día y que crece constantemente, de ahí que haya dos listas: una para lo que tienes que estar haciendo hoy, y otra para lo que va surgiendo durante el día y que no deberías abordar si no es urgente.

Y por si te gusta más en vertical te dejo también una alternativa que he creado para hacer una agenda.

Lo dicho, aquí os las dejo:

planificadores

Feliz planificación!